«En cualquier campo de Golf de nuestras islas, encontrarás lugares incríblemente bellos»

José Royo. Director de golfencanarias.com

La Resilencia es una palabra que se utiliza mucho últimamente pero que muchas personas no tienen claro su significado.

En este post de nuestro Mental Coach de referencia Paco González, nos dará su significado y la relación que tiene con el golf.

Esperamos que les guste.


Resilencia.

Todas las habilidades mentales son necesarias en la vida de cualquier persona y conviene tenerlas presentes en el día a día ante las eventualidades y acontecimientos que se presentan y ocurren.

Es cierto que todos los seres humanos tenemos en mayor o menor medida un conjunto de herramientas mentales que progresivamente se van adquiriendo a través de la educación y de las experiencias vitales.

Una de ellas es la resiliencia que con carácter general, como constructo mental o psicológico y a pesar de la multiplicidad conceptual inherente a la misma, podríamos definir como la capacidad que tienen las personas para sobreponerse a las situaciones adversas y salir reforzadas de ellas.

A lo largo de los últimos años esta noción ha ido adquiriendo cada vez más importancia en el ámbito del deporte y personalmente, en el contexto del golf, he ido tratando de aplicarla específicamente en el entrenamiento mental para enseñarla como una herramienta indispensable en el mejor desempeño y rendimiento golfísticos.

Estudios e investigaciones científicas.

No son muchos los estudios e investigaciones científicas orientadas hacia el deporte que abordan la cuestión de la resiliencia y sus efectos en el deporte competitivo o de recreación y menos aún, o casi ninguno, los que se enfocan en el golf.

Entre los resultados obtenidos se concluye que la actividad deportiva desarrolla en los y las deportistas factores protectores (motivación, aceptación de los errores, tolerancia a la frustración y auto-eficacia) capaces de generar la resiliencia en ellos y ellas, lo cual les permite superar las situaciones difíciles (presión, lesiones, derrotas) tanto dentro como fuera del ámbito deportivo, así como enfrentarse con éxito a la ansiedad y al estrés.

La Resilencia

Pero hay una conclusión que conviene resaltar de alguno de estos estudios y que refiriéndose a los deportes individuales es de aplicación al golf.

Esa conclusión que es causa de mi especial interés por este constructor es la descrita por Mummery et al. (1), quienes concluyen que en el ámbito deportivo, la resiliencia no solamente hace referencia a la capacidad de resistencia que se puede desarrollar ante una experiencia negativa, sino que la misma es susceptible de afectar positivamente a la recuperación física, y lo que es aún más importante, al desempeño deportivo.

Ejercicio físico y deporte para prevenir diversas patologías.

Tal y como ha quedado demostrado en numerosas investigaciones y se puede encontrar en la literatura científica, el deporte y el ejercicio físico favorecen la salud física al prevenir numerosas patologías, pero también favorecen la salud mental y emocional al disminuir los efectos del estrés y la ansiedad, por lo que hoy en día se considera que el óptimo rendimiento deportivo no sólo se alcanza con la condición física y técnica, sino que el factor psicológico juega un papel tremendamente importante en él.

A lo largo de la vida de las personas como a lo largo de la carrera de un deportista surgen obstáculos, inconvenientes, desgracias, infortunios o lesiones. Igualmente, a lo largo del ejercicio de la práctica del golf, los y las golfistas como personas y deportistas no solamente están expuestos y expuestas a estos avatares sino que además deben de lidiar con la naturaleza intrínseca del juego del golf, una naturaleza llena de incertidumbres, complejidad técnica, dificultad mental y frágil equilibrio emocional.

La psicología deportiva se ha enfrentado, desde la perspectiva personal o deportiva, a la resolución o mitigación de todas estas dificultades desde diferentes ópticas con mayor o menor eficacia.

Entre ellas también me he interesado especialmente en aplicar al golf la Psicología Positiva de Martin Seligman (2) cuyos focos de atención se centran en aquellas habilidades que posibilitan la mejora de la sensación de bienestar y el crecimiento personal.

Principalmente el potenciar las fortalezas (entre algunas de ellas: la creatividad, el deseo de aprender, la generosidad, la tenacidad, la honestidad, el coraje, la compasión, la modestia, el autocontrol, la gratitud), además del optimismo, el humor, la resiliencia, la inteligencia emocional, la capacidad de fluir y la atención plena o el mindfulness.

La utilización de habilidades para sacar beneficio.

Y todo ello porque, a pesar de todas las dificultades que se le puedan presentar a una persona o a un o una deportista, quienes usen estas habilidades y actitudes saldrán beneficiados al enfrentarse a las mismas ya que las estrategias de afrontamiento que desarrollen podrán transferirlas a su vida cotidiana.

Si bien es cierto que me intereso por muchos de los postulados de la Psicología Positiva también he de decir que no comparto de ella la idea de dejar a un lado las debilidades para centrarse exclusivamente en el desarrollo de las fortalezas, sino que además creo que una manera de alcanzar los beneficios de este enfoque para el deporte y para el golf pasa también por la corrección de las debilidades, pues en su erradicación o mejora también existe un enorme potencial transformador.

No existe ningún deporte en el que siempre se gane o lo que es lo mismo, en todo deporte siempre existe la posibilidad de perder.

Imposible salir de un campo de golf siempre con sensaciones positivas.

Me atrevería a decir que el golf por su naturaleza técnica y emocional, por sus variables y condicionantes, por la extraordinaria carga de incertidumbre, por tener que ejercitarse siempre en un terreno diferente y sometido a las inclemencias del tiempo es el deporte en el que con mayor probabilidad y frecuencia no es posible sentir siempre una experiencia positiva completa y en el que la recompensa siempre es la promesa de que es posible hacerlo mejor la próxima vez.

La necesidad de persistir y continuar luchando por alcanzar las metas y fines trazados superando los momentos y resultados negativos forma parte de la mejor y adecuada actitud de todo y toda deportista pero, para ello, necesita desarrollar la resiliencia.

En el golf la resiliencia no es solamente un atributo sino que es una habilidad indispensable para obtener mejores resultados y un mejor desempeño y rendimiento.

Desarrollar la resiliencia va suponer necesariamente tener que desarrollar la autoestima, la fortaleza mental, la autoconfianza, el tener una mentalidad de crecimiento o el desplegar una fuerte capacidad de aceptación de los errores.

(1) Mummery, William et al (2004) “Bouncing Back: The Role Of Coping Style, Social Support And Self-Concept In Resilience Of Sport Performance”. Athletic Insight. The Online Journal of Sport Psychology, Vol. 6, Issue 3.
(2) Seligman, Martin E.P. (2011) “La auténtica Felicidad”. Ed. B de Bolsillo.

Foto: 27707 en Pixabay.

Francisco González
www.golfmentalcoaching.com
fggolfmentalcoaching@gmail.com

Entrenamiento mental por categorías de edad.

Valoración post