«En cualquier campo de Golf de nuestras islas, encontrarás lugares incríblemente bellos»

José Royo. Director de golfencanarias.com

Hoy nuestro Mental Coach Francisco González nos presenta su nuevo post sobre la negatividad en el golf, tema multitud de veces tratado pero que siempre nos aporta datos interesantes que nos pueden ayudar en nuestro golf. Esperamos que les guste.

 

“El golf es un compromiso entre lo que tu ego quiere que hagas, lo que la experiencia te dice que hagas y lo que tus nervios te permiten hacer”

Bruce Crampton.

¿Por que? nos empen?amos siempre en enfocarnos o en ver lo negativo?

Podemos definir el sesgo de negatividad como la tendencia a darle mayor importancia a aspectos negativos de un determinado evento, persona o situacio?n o, dicho de otra manera, al hecho de darle ma?s relevancia a los esti?mulos negativos por encima de aquellos que puedan ser positivos o neutrales de manera que cualquier acontecimiento de naturaleza negativa tendra? un valor o intensidad mayor en los estados psicolo?gicos y emocionales de algunas personas antes que otros acontecimientos de naturaleza neutral o positiva.

El sesgo de negatividad se encuentra en nuestro cerebro primitivo como una adaptacio?n que nos ayudo? a sobrevivir hace cientos de miles de an?os. Nuestros remotos antepasados no posei?an nuestro actual cerebro evolucionado, de manera que teni?an que enfrentarse a muchas experiencias. La respuesta primigenia ante los peligros de aquellos primeros seres humanos era la de huir, luchar o permanecer quietos y en su bu?squeda permanente de alimento se movi?an y actuaban instintivamente por la recompensa mental. Si encontraban unas frutas sabrosas la recompensa era positiva y volveri?an al lugar en donde las habi?an encontrado, si eran incomestibles la recompensa era negativa y ese lugar quedaba descartado. Asi? fue como evolucionaron y sobrevivieron.

En nuestros cerebros actuales se mantiene esa herencia original y milenaria de supervivencia a pesar de que ya no nos encontramos con tigres de diente de sable y no tenemos que ir a la aventura de encontrar comida, pero en situaciones de riesgo, tensio?n o estre?s la respuesta inicial de nuestro cerebro sigue siendo la misma, aunque adquiera diversas maneras de manifestarse. En estas situaciones podemos ser cri?ticos con los dema?s o con nosotros mismos, podemos ser presa de la ira y, sobre todo, podemos tender a tomar decisiones basadas sobre una percepcio?n negativa de la informacio?n.

Cienti?ficamente se ha demostrado que la informacio?n negativa produce una mayor estimulacio?n neuronal en el cerebro (1) de manera que recordamos mejor los traumas, las decepciones, los accidentes, los errores o los insultos antes que los acontecimientos positivos. En definitiva tendemos a recordar ma?s todo aquel suceso negativo que nos acontezca.

El sesgo de negatividad tambie?n puede influir en la informacio?n que consumimos pues algunos estudios han demostrado que las noticias negativas tienen ma?s probabilidades de ser percibidas como verdaderas ya que la informacio?n negativa impacta ma?s en nuestra atencio?n (2) adema?s de que puede modelar hasta nuestra orientacio?n poli?tica (3). En definitiva el sesgo de negatividad es una parte inevitable de nuestra condicio?n de humanos que nos ayuda a sobrevivir.

Ya hemos visto que el golf, por sus propias caracteri?sticas como deporte individual de gran complejidad te?cnica y mental, demanda altas dosis de adaptacio?n, de resiliencia, de control emocional y de esfuerzo aero?bico y el sesgo de negatividad inherente a nuestra naturaleza humana, al enfocarnos en determinados aspectos o lances negativos del juego, no viene sino a complicar au?n ma?s nuestro fra?gil equilibrio emocional provocando un aumento de nuestros niveles de tensio?n, estre?s y ansiedad

No es fa?cil superar el sesgo de negatividad que se aloja en nuestro cerebro primitivo pero si? es cierto que podemos enfrentarnos a e?l modulando las consecuencias que produce en nuestros

pensamientos y emociones para asi? evitar los efectos perjudiciales que se puedan ocasionar para nuestra salud mental. La atencio?n plena, el dia?logo interno, el diario de lo positivo (escribir todo lo bueno que nos pase en el juego y en la vida), el celebrar nuestros buenos golpes y fijarlos en nuestra memoria son tan so?lo algunas de las acciones de afrontamiento que podemos llevar a cabo ante el sesgo negativo.

Algunas de estas acciones las pueden encontrar en el Blog de mi web y otras las podra?n ver en los pro?ximos posts que ire? publicando.

(1) T.A. Ito, J Larsen, N K Smith y J T Cacioppo (1998). “Information weighs more heavily on the brain: the negativity bias in evaluative categorizations” Ohio State University, Columbus, USA.

(2) Benjamin E. Hilbig (2012). “Good Things Don’t Come Easy (to Mind). Explaining Framing Effects in Judgments of Truth”. University of Koblenz-Landau.

(3) John R. Hibbing, Kevin B. Smith y John R. Alford (2014). “Differences in negativity bias underlie variations in political Ideology”

Francisco Gonza?lez

www.golfmentalcoaching.com

fggolfmentalcoaching@gmail.com

5/5 - (1 voto)