«En cualquier campo de Golf de nuestras islas, encontrarás lugares incríblemente bellos»

José Royo. Director de golfencanarias.com

¿Rubricas tu tarjeta con tu firma real? Error.

por | Ago 15, 2023 | Noticias, REPORTAJES

Muchos jugadores lo hacen de forma inconsciente pero si eres de los que rubricas tu tarjeta después de haber terminado tu ronda de competición con tu firma verdadera, puede que cuando leas este artículo no lo vuelvas a hacer.

Tenemos que distinguir entre firma personal real permanente, esa que aparece en tus documentos oficiales como DNI, hipoteca, poderes notariales, etc., y rúbrica temporal.

Rubricas tu tarjeta

Foto juliofernandezbravofrancesnotario.es

La firma real y la temporal no son lo mismo y debemos saber cuándo utilizarlas.

La temporal es que es la que hacemos la mayoría cuando tenemos que firmar algo de poca importancia o por lo menos que no tenga que pasar por un proceso de verificación.

Con saber nosotros que eso que rubricamos es nuestra firma es suficiente puesto que no pasa comprobaciones posteriores.

Rubricas tu tarjeta

Foto WikiHow

A raíz de un comentario que me hizo una jugadora sobre su firma se me vino a la mente una pregunta: ¿se podría obtener por algún medio la firma de un jugador de su tarjeta y utilizarla con fines ilícitos?

Lo primero que hice fue acudir a un llamémoslo así “experto en cambiar cosas de sitio”. Le expliqué qué tenía en mente y enseguida me sacó de dudas. Me dijo “vente a mi estudio con una de esas tarjetas y te lo demuestro sobre la marcha.»

Dicho y hecho. A la siguiente semana me cogí un avión y me fui a Cantabria. Me tenía en su puerta con la impaciencia e ilusión de un niño pequeño al que le van a dejar jugar con un nuevo juguete.

Nos fuimos a un campo de la zona y cogimos unas cuantas tarjetas. Cogí una y se la entregué con una firma completamente inventada y nada más verla me dijo “con esto te hago virguerías.” Y vaya si las hizo.

Esta es la tarjeta que le entregué. Como ven tiene una firma pequeña porque me estoy ajustando al tamaño de la misma y los trazos se entrecruzan por el texto de la misma.

Rubricas tu tarjeta

En primer lugar la pasó por un proceso de digitalización para tener todo lo que aparecía en la misma en formato digital.

Luego separó lo que no le servía de la tarjeta y se quedó solo con la firma. Como ven en la fotografía de la tarjeta, esta era bastante pequeña si la comparamos con una firma de un documento cualquiera en formato A4.

A continuación y mediante un software del que no vamos a dar el nombre por motivos de seguridad pero que está al alcance de todo el mundo si se paga su precio, retocó esa firma.

Empezó a modificarla en altura, anchura y grosor, manteniendo siempre la proporción con la original, que es donde está la clave del éxito de esta fase.

Con menos de 500€ podemos comprar todo el software necesario para falsificar documentos de modo profesional.

Una vez obtenida la nueva firma, la dotó de taras para que pareciera hecha por una persona real y que no pareciera un copia y pega.

Trazos no siempre regulares, ni continuos, ni con la misma intensidad… vamos, como si una persona de verdad hubiese firmado con un bolígrafo o rotulador y lo hubiese hecho a una velocidad normal.

Con esto lo que se consigue que en unas partes sea más gruesa o que en otras los trazos se entrecorten, sobrepongan y cambien de orientación, dando naturalidad a la firma.

En ese momento me dijo “aquí tienes tu firma fake preparada para ponerla en cualquier documento. Ahora solo falta dotarla de personalidad.”

Como vio que lo miraba extrañado me dio una información que me dejó en shock. “Nos hemos apropiado de una firma, la hemos colocado en un soporte que nos va a permitir ponerla en cualquier documento que queramos.»

«Hasta aquí nada raro, pero al igual que tú no firmas exactamente igual todos las veces que rubricas un documento, “nuestra firma” tampoco puede ser igual en todo lo que queramos firmar. Por eso ahora vamos a darle vida.”

Al escuchar esto ya no supe qué decir. Solo miraba con ojos como platos sin saber exactamente lo que iba a suceder.

Mediante otro “programita” y algo de ayuda de Inteligencia Artificial, se le dotó a la firma de “vida” para que no fuese igual cuando se rubricaba en un documento.

Se aplicó al grosor, amplitud y longitud del  trazo, inclinación, … y lo más sorprendente, ante mis ojos pude ver como el ordenador empezaba a firmar todos los documentos que le poníamos delante.

Ahora sí que teníamos una firma real, de forma digitalizada y preparada para incorporarla a cualquier documento que quisiéramos.

Y así lo hicimos. A continuación les mostramos qué tipo de documentos “firmamos” sin tener que hacerlo de puño y letra.

1.- Autorización para sacar una bolsa de palos de un club.

Rubricas tu tarjeta

2.- Solicitud de Certificados Padronales para Menores del Ayuntamiento de Tudela de Duero.

Rubricas tu tarjeta

3.- Solicitud para la participación de actividades deportivas del Ayuntamiento de Benacazón.

Rubricas tu tarjeta

4.- Solicitud de Inscripción en el Registro de Parejas de Hecho del Ayuntamiento de Tudela de Duero.

Rubricas tu tarjeta

Cuando hablábamos en el artículo del Sistema Mundial de Handicaps de cómo falsearlo y que pueden leer haciendo clic aquí, hablábamos de alterar un handicap a través de resultados deportivos reales. En el artículo de hoy lo hacemos de alterar firmas y ya no es una pillería, es un delito.

Lo que habíamos hecho hasta ahora era un 1% de lo que se puede llegar a hacer con esa firma de la que nos habíamos apropiado.

Ahora tocaba pasar a la vida real, probarlo en documentos reales y hacer todo el proceso pero con una firma real.

Yo mismo me presté de conejillo de indias para poder ser consciente en primera persona de los peligros que se pueden llegar a correr.

Mi amigo cogió mi propia firma. Hizo todo el proceso antes descrito añadiendo dos más que por seguridad no puedo nombrar. Uno de ellos era para suavizar aún más los trazos puesto que los documentos los íbamos a presentar de verdad en diferentes entidades.

Con esa rúbrica «firmó» 3 documentos y los presentó en los lugares correspondientes de forma online para que surtieran efecto.

Estos documentos eran: una autorización para el cambio de ubicación de un bien mueble, otra para la retirada de un vehículo y su traslado a otra localización, y por último una de uso y disfrute de unas instalaciones a nombre de un tercero.

Las tres se ejecutaron con éxito y sin ningún problema, poniendo de manifiesto los peligros a los que nos enfrentamos en este mundo tan digitalizado.

Por eso hay que tener mucho cuidado con lo que se firma y con qué rúbrica se hace, tanto dentro como fuera del ámbito deportivo.

Un simple recordatorio. Cuando firmamos nuestra tarjeta en una competición, lo que estamos haciendo es dar nuestra conformidad a los resultados que en ella están plasmados.

En ella podemos hacer una rúbrica, un garabato, poner un número, un símbolo, un texto, etc. Algo que, en caso de que haya alguna reclamación o disputa, nos permita asegurar que esa tarjeta que nos muestran ha sido validada por nosotros.

Si desean más información de lo que es un documento, el delito de falsedad documental, etc., les dejamos el enlace de Conceptos Jurídicos, una página web que explica con detalle y de forma clara cada concepto.

Espero que este artículo les haya gustado y parecido interesante.

Valoración post

¿BUSCAS RESTAURANTE?

Los mejores restaurantes con encanto en la Isla de Tenerife.

ACADEMY

THE PLAYERS, academia de golf en tenerife. 

0 comentarios

Deja un comentario